• 34 958 075 760
  • info@combocomunicacion.com
Mar 08 2017

¿Cómo conseguimos afianzar una buena imagen de marca?

La imagen de una empresa es uno de los factores más importantes en el desarrollo de negocio de esta, ya que la identidad corporativa define sus comportamientos y actitudes en la forma de estar en el mercado. No es fácil construirla, conlleva un gran proceso, y hay que empezar desde unos cimientos. Para eso se debe de tener en cuenta dos puntos: primero la visión de la empresa ¿qué mensaje se quiere transmitir a los consumidores? ¿Cómo se lo quiero mostrar? ¿Qué quiero conseguir? ¿Para quién lo haré? ¿Dónde quiero estar en un futuro?, y segundo, conocer la opinión del consumidor con respecto a lo que le vendemos.  Este último es muy relevante debido a que una empresa depende de quién consume sus productos o servicios, por lo que hay que respetar los deseos del cliente y aplicarlos a la estrategia corporativa.

Otro factor importante es disponer de un buen material fotográfico para desarrollar una buena  imagen visual del producto,  porque como dice el refrán “ una imagen vale más que mil palabras”. Las primeras impresiones de la figura visual de la marca son elementos decisivos para que muchos consumidores se vean incitados a comprar.

Si logras transmitir con éxito la filosofía de la marca junto con los valores, personalidad y carisma del producto, te habrás ganado un hueco en el mercado y también potenciales consumidores. Sin embargo, tienes que saber mantenerla y ser honesto con lo que prometes a la hora de cumplir con el cliente. Véase el ejemplo de Coca-Cola, que ha terminado por incumplir sus promesas.

981251239135513

La empresa despidió a 1190 trabajadores en nuestro país, además de cerrar 4 de sus 11 plantas. Como consecuencia se vio sometida a millones de críticas tanto por sus antiguos trabajadores como por sus consumidores. La juzgaron por  venderse como “ la felicidad  de las personas” cuando la misma provocaba la infelicidad de muchas de ellas con sus despidos. Sufrió una grave crisis de comunicación, y su reputación quedó gravemente dañada.

Hoy día los valores de esta empresa están duramente golpeados en el plano comercial, y aunque intenta recuperar su reputación lanzando masivas campañas publicitarias en los medios en los que habla de un nuevo comienzo, Coca-Cola va a tener que pasar por un duro proceso para recuperar lo que ha perdido, la confianza de la sociedad.

Las personas buscan empresas comprometidas, que sean fieles a lo que venden, no las que presentan una cáscara y esconden la nuez de lo que se cuece en ella. En marketing hay que ser ético y vender acorde con lo valores que se tienen, porque las mentiras tienen las patas muy cortas y en el mundo online la realidad se hace viral en horas.

Post Your Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *