• 34 958 075 760
  • info@combocomunicacion.com
Oct 17 2017

Las mujeres rompen el silencio y cambian las reglas de Twitter #MeToo

Estos días la plataforma twitter está viviendo un momento crucial en su historia. Para los que desconozcan dónde nació el hashtag #MeToo (#YoTambién en España), todo comenzó con la denuncia por abusos sexuales de Rose McGowan, actriz de Charmed y Planet Terror, al famoso productor hollywoodense Harvey Weinstein. La actriz denunciaba su caso en las redes tras haber sido silenciada y vapuleada por el lobby de la meca del cine durante años.

“Una y otra vez, dije al director del estudio que Harvey me había violado. Lo dije. Él dijo que no había pruebas. Yo dije que yo era la prueba”

Twitter suspendió su cuenta temporalmente cuando McGowan publicó un número de teléfono, algo que va contra las reglas de la plataforma. Muchas tuiteras y actrices de Hollywood animaron a crear un boicot contra Twitter y sus reglas, cuestionadas en numerosas ocasiones, bajo el hashtag #WomenBoycottTwitter. Y desde entonces, el supuesto ‘boicot de twitter’ a la actriz fue trending topic todo el fin de semana.

La plataforma no tardó en reactivar su cuenta emitiendo un comunicado de disculpa. “Vemos cómo se silencian voces en Twitter continuamente, y llevamos intentando cambiar esto desde hace dos años”, aseguraba el CEO en sus publicaciones. Durante el último año, la plataforma ha ido mejorando las reglas  para proteger lo máximo posible a los usuarios del abuso, el acoso, los trolls y la violencia. Pero esas mismas reglas han jugado en contra de un movimiento que sigue creciendo sin parangón.

Mujeres de todo el mundo se han sumado a la causa tras el llamamiento de la compañera de reparto en Charmed, Alyssa Milano. En su cuenta de twitter, la actriz pedía un simple gesto, escribir las palabras #MeToo en sus cuentas en internet, sólo para ver la verdadera envergadura del asunto.

Apenas unas horas después, su cuenta tenía más de veinte mil retuits y cuarenta mil favoritos. Y el desdichado  hashtag se convertía en trending topic con más de 200 mil réplicas. Pero las tuiteras del mundo han querido ir más allá y twitter se ha llenado de mensajes tajantes bajo el hashtag #MeToo o #YoTambién. Son  muchas las usuarias que han querido compartir sus experiencias en la red con mensajes como estos:

“#MeToo Cuando servía en el ejército, en muchas ocasiones tuve que callar para sobrevivir. Me arrepiento cada día”

“Imagino cuántas adolescentes hay que no han contado a sus padres cómo han sido acosadas, manoseadas o algo peor, tal como yo nunca lo hice”

Desde tuits de apoyo a testimonios reales nutren un hashtag tan potente como amargo. Muchas mujeres han aprovechado el anonimato de las redes para revelar auténticas atrocidades:

“He sido violada dos veces, acosada cuatro y amenazaron mi vida si lo contaba”.

Es un día triste para el mundo. Ser testigos, en directo, a cada segundo, de cuantas mujeres han sido maltratadas, acosadas, aterrorizadas y silenciadas durante tanto tiempo. Pero el mensaje está claro. La unión hace la fuerza, las redes sociales se pueden convertir en una herramienta de denuncia y un solo hashtag puede cambiar las tornas. Pero más triste es tener que recurrir a estas medidas, pues significa que las vías legales, las vías oficiales de protección en estos casos, están muertas. Y este caso, como muchos otros, solo han visto el momento de ser contados, liberados, amparados por un hashtag demasiado doloroso para compartir, demasiado doloroso para callarlo.

#MeToo

#YoTambién

 

 

Post Your Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *