• 34 958 075 760
  • info@combocomunicacion.com
Nov 06 2017

El futuro de Youtube pende de un hilo ¿cuáles son las alternativas?

El vahalla de las plataformas de vídeo, el paraíso de youtubers y creadores de contenido audiovisual, Youtube, está en el punto de mira de creadores y anunciantes. Desde principios de año la plataforma está lidiando con la fuga de anunciantes hartos de que en sus contenidos aparezcan anuncios de índole racistas, homófobos o yihadistas,  por un lado. Y por otro, las quejas y demandas de los creadores de contenidos por el hachazo salarial que han sufrido sus cuentas debido a ello.

En marzo de 2017, Youtube fue testigo de cómo grandes compañías como Toyota, Volkswagen o el champú Jhonson & Jhonson, entre otros, abandonaran sus filas de anunciantes, cansados de que los algoritmos y filtros de la plataforma no bloqueasen contenido claramente racista, homófobo o yihadista. En tan solo una semana, Google perdió 24 mil millones en valoración y se convirtió, sin comerlo ni beberlo, en curator de esta situación.

Pero cada hora, la plataforma de Youtube recibe una media de 400 horas de vídeo. Lo que hace virtualmente imposible investigar cada caso. Para Google y Facebook una limitación de la libertad de expresión sería problemática porque les colocaría en una posición que han intentado evitar: la de la asunción de que son medios con línea de contenido propia y no meros agregadores con algoritmo, foros públicos, donde cualquiera puede verter el contenido que desee.

plataformas de video alternativa a youtube

Poco después del ‘boicot’ de las grandes marcas, aparecieron las primeras víctimas: los youtubers. ¿Por qué? Tras el rifirrafe con las marcas, Youtube decidió crear una ‘zona segura’ trucando su algoritmo para que os anuncios se desplegasen solo sobre ciertos contenidos previamente confirmados. Así, todas las temáticas consideradas problemáticas o sensibles quedaron fuera de esa ‘zona segura’. Además, cambió su política de partners, dejando fuera de su red display a todos los youtubers con menos de 10 mil suscriptores.

La plataforma alegaba que dichas medidas no trataban de cercenar los ingresos de los youtubers sino estrechar el cerco de calidad de contenidos para asegurar contenidos originales y de calidad. La realidad es que muchos youtubers tuvieron que cerrar cuentas y a lo más conocidos se les redujo los ingresos (con el mismo número de seguidores y reproducciones) hasta una tercera parte.

Cuando YouTube se enfrentó a la huida de anunciantes no bajó el precio de sus espacios, sino que los inhabilitó. Es decir, que los youtubers no se toparon de repente con la natural consecuencia de la oferta y la demanda, sino que fueron apartados del circuito de monetización. Si no entrabas en la categoría correcta de canal, YouTube te retiraba del escenario. Y con ello de cualquier posibilidad de seguir ganando dinero con tu trabajo.

Entonces ¿cuál es el futuro de Youtube? ¿qué alternativas tienen los creadores de contenidos para seguir trabajando en su terreno y no tener que dejar de comer? La BBC plantea una buena serie de alternativas al rey del vídeo en este artículo. Pero existen otras formas de financiación que no dependen de los ingresos por anunciantes ni la temida red display.

patreon, alternativa a youtube

Existen conocidas alternativas como Verkami o plataformas innovadoras donde son tus seguidores los que pagan para seguir recibiendo tus contenidos de calidad como PatreonEste tipo de plataformas va mas dirigida a artistas que quieren seguir trabajando en sus contenidos patrocinados por sus propios consumidores. pero, ¿no se supone que ese es el camino que quiere tomar Youtube? Dejando de lado a los creadores de contenido que considera ‘poco rentables’, filtrando los contenidos que considera ‘de calidad y originales’. Puede que sea el omento de que el rey del video pierda su corona. O al menos que su poder se diluya un poco entre otras alternativas.

Post Your Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *