• 34 958 075 760
  • info@combocomunicacion.com
seguridad en redes sociales
Nov 30 2017

5 claves para una navegación segura en Internet y redes sociales

El 30 de noviembre se celebra el Día de la Seguridad en Internet y desde Combo Comunicación hemos elaborado un listado de pautas o consejos para una navegación segura en Internet y una configuración correcta de la privacidad en redes sociales.

Parece que llevemos siglos navegando por la red y comunicándonos a través de nuestros perfiles sociales, pero lo cierto es que la web 2.0 y la interacción social cibernética  apenas ha alcanzado la adolescencia. La considerada primera red social (sixdegrees.com), que permitía rellenar datos personales y añadir amigos en Internet, data de 1997. Sin embargo, no comenzaron a desarrollarse tal y como las conocemos hoy hasta 2003, con aplicaciones como Hi5, Myspace, Friendster o Tribe. De hecho, nuestro querido y archiconocido gigante de Facebook solo tiene ¡trece añitos!

Y dado que los usos y el desarrollo de aplicaciones avanza mucho más rápido que la educación o adaptación del usuario mismo, es fácil cometer errores en la red que pueden poner en peligro nuestra seguridad. Entre las principales amenazas en la red se encuentran el malware, phising, divulgación de datos personales, ciberbullying, etc. En Combo Comunicación apostamos por una navegación segura y un conocimiento de las opciones de configuración de privacidad de nuestras redes sociales y os traemos las 5 claves para una navegación segura en Internet:

1. Malware. Son códigos maliciosos destinados a acceder a un dispositivo de forma inadvertida, sin el conocimiento del usuario, con el fin de robar tráfico hacia webs poco fiables, spamear al usuario, robar datos del usuario, etc. Los tipos de malware incluyen spyware (software espía), adware (software publicitario), phishing, virus, troyanos, gusanos, rootkits, ransomware y secuestradores del navegador.

Solución: Utilizar un antivirus actualizado y de confianza para analizar el sistema de forma periódica y descargar complementos para navegadores como adblock (para bloquear anuncios emergentes tan molestos) o Ghostery.

2. Ciberbullying. El acoso en Internet está a la orden del día, más allá de los conocidos trolls, el anonimato de las redes ofrece muchas oportunidades para rebasar el límite del comportamiento cívico y tolerante hacia una persona. Intmidación, exclusión, maltrato, reputaciones arruinadas, información privada al descubierto, etc.

Solución. Es importante denunciar en cada red este tipo de comportamientos o cuentas con los botones y acciones creadas para ello, con el fin de hacer llegar a las plataformas los usos incorrectos de sus redes. También podemos moderar nuestras comunidades eliminando u ocultando comentarios que inciten al acoso cibernético.

navegación segura internet

3. Incitación al odio. El mismo anonimato del que hablábamos antes hace que proliferen también los mensajes de odio, intolerancia y llamados a la violencia contra grupos de personas a causa de su raza, religión, nacionalidad o ideas políticas.

Solución. La única herramienta en estos casos es el sentido común y el deber moral de replicar, contestar y denunciar estas acciones para que no queden impunes. Cada plataforma social dispone de un sistema de alertas o baneos. Con la presión suficiente y la colaboración de otros ciberusuarios se puede hacer ‘justicia digital’ y cerrar plataformas que inciten al odio, tal como sucedió en 2010 con el grupo de Facebook “Yo también odio a los judíos”.

4. Rechazo laboral. Cada vez más las empresas y los departamentos de recursos humanos utilizan las redes sociales para conocer a los candidatos potenciales a sus vacantes. Una foto inoportuna, un comentario humorístico fuera de lugar o un mensaje que se puede malinterpretar pueden hacer que te quedes a las puertas de un empleo.

Solución. Comprueba y configura la privacidad de tus cuentas para que sólo tus amigos puedan ver tus publicaciones. Existen muchos niveles de privacidad en cada aplicación, dedica un tiempo a entender las características de tus cuentas (quién puede verte, comentar, compartir, etiquetarte, etc). Esta última parte es esencial. No vale con controlar tus propias cuentas sino lo que otros publican sobre ti (que a grandes rasgos suele ser mucho menos moderado que lo que publicamos nosotros mismos).

Otro consejo es crear perfiles profesionales unidos a un email profesional que solo utilizaremos con el fin de construir una huella digital profesional que las empresas puedan consultar. La separación de las cuentas personales y profesionales es muy importante.

5. Seguridad Personal. Todos nuestros perfiles sociales disponen de una cantidad de información personal que pueden facilitar acciones delictivas: horarios, costumbres, sitios que solemos visitar, dirección de casa, fecha de vacaciones, matricula del coche, etc. Información privilegiada para ladrones, acosadores y delincuentes.

Solución. Controla qué datos rellenas y quién puede verlos. Especialmente con menores. La falta de educación en el uso y comportamiento en Internet hace que se expongan inconscientemente a acosadores y depredadores sexuales.

Post Your Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *